ODONTOLOGIA ESTÉTICA

 

Es el procedimiento por el cual se consigue aclarar el color del diente uno o varios tonos mediante el uso de productos destinados a ello.

Los materiales de uso más común son aquellos que contienen o liberan peróxido de hidrógeno (H2O2) con una concentración de éste de entre 0,1% y 6% (considerada segura).

En cuanto a técnicas, las dos más utilizadas son la que se realiza en la consulta dental por el odontólogo (mediante aplicación de un gel junto con una luz LED fría) y la que realiza el mismo paciente en casa (aplicando el gel en unos moldes dentales que luego van sobre los dientes).

blanqueamiento-dental

Según el BOE (Orden SSI/2260/2012 de 16 de octubre) son el odontólogo y el médico estomatólogo, ambos debidamente cualificados, los únicos que legalmente pueden utilizar en pacientes así como vender blanqueadores dentales. Previo al inicio del tratamiento blanqueante, es necesario llevar a cabo un examen clínico por el dentista que es quién garantizará que no existan factores de riesgo o alguna otra patología que pudiese contraindicar dicho tratamiento.

Por norma general no duele. Sin embargo, si que hay ciertas personas que son más susceptibles a sufrir sensibilidad dental durante o después del tratamiento. En la mayoría de estos casos, si el paciente sigue las recomendaciones del profesional, las molestias son pasajeras y ceden completamente.

En la mayoría de los casos no. La duración del resultado dependerá mucho de cada paciente. Existen ciertos hábitos (tabaquismo), bebidas (café, té, vino tinto, bebidas carbonatadas, etc) y alimentos que suelen favorecer el oscurecimiento y tinción del diente. La eliminación o disminución de éstos junto con una excelente higiene oral alargarán el resultado del blanqueamiento. Ciertos pacientes pueden requerir una periódica repetición del tratamiento para mantener el color deseado.

Una carilla dental es una fina lámina de porcelana o de resina que va adherida a la cara anterior del diente. De este modo se puede modificar total o parcialmente la forma visible y el color del diente que al paciente no le gusta.

Una corona (funda), en cambio, es un tratamiento protésico que permite cambiar la forma de la corona anatómica del diente completamente ya sea por que al paciente no le agrada o por necesidad (protección, función, etc.).

La carilla requiere una menor destrucción de la estructura del diente en comparación con la corona dental. Ambas opciones no siempre están indicadas ya que hay muchos factores que intervienen en la toma de decisión por lo que es el especialista quien te indicará cuál de ellas es ideal y de que material debe ser para obtener el mejor resultado estético y funcional para tu caso.

Un puente es un conjunto de 2 o más coronas unidas entre si. En la mayoría de casos sirve para cubrir el espacio que la falta de un diente ha dejado en la arcada dental. Sin embargo, también es posible colocar un puente sin que falten dientes. Al igual que con la carilla y la corona, es el especialista quien te indicará el tipo de restauración que más te conviene. ¿Crees que necesitas una corona o un puente? ¿No estás a gusto con el color y/o la forma de uno o varios de tus dientes? No te preocupes, acércate a KIREI. Nuestro equipo analizará tu situación en particular y te ayudaremos a conseguir ese cambio que tanto deseas.

carilla-dental

La ortodoncia invisible hace referencia al tratamiento de alineación de los dientes mediante materiales que no se perciben por el resto de personas. Este tratamiento consiste, habitualmente, en el uso de varias férulas transparentes (fundas transparentes) que se colocan sobre los dientes.

Cada férula se va cambiando con el tiempo produciendo un cambio en la posición de aquellos dientes que se desean mover. Existen otros métodos aunque menos “invisibles” como los brakets cerámicos. Éstos son colocados como la ortodoncia tradicional pero en vez de tener un aspecto metálico son transparentes con lo que, pese a notarse cierta diferencia, los dientes tienen un aspecto más blanco.

ortodoncia-invisibleinvisalign

Un implante dental es un sustituto artificial de la raíz natural del diente. Está compuesto principalmente de titanio, un material biocompatible, que permite la integración del implante en el hueso (osteointegración). Una vez el implante está integrado en el hueso, se procede a colocar una corona (funda) que será la que cubra el hueco que el diente perdido ha dejado consiguiendo así un resultado muy parecido al del diente natura.

¿Te falta uno o más dientes? ¿Crees que necesitas un implante o estás interesado en colocarte un implante? ¡Llámanos y acércate a KIREI. Analizaremos tu caso con detalle y te recomendaremos uno o varios planes de tratamiento acorde a tus necesidades!