PERIODONCIA

Se conoce como gingivitis a la inflamación de la encía caracterizándose por un aumento de tamaño y sangrado de ésta. Varios factores pueden ser su causa y a pesar de no tener una gravedad inminente, si que es de vital importancia su tratamiento y control ya que podría evolucionar y afectar a los tejidos que rodean el diente provocando periodontitis (antiguamente conocida como piorrea).

La periodontitis es una enfermedad de los tejidos que soportan el diente. Cuando la gingivitis se mantiene, las bacterias pueden afectar al hueso presente debajo de las encías ocasionando una pérdida irreversible de éste dando lugar a posibles problemas dentales tanto a nivel estético (dientes con aspecto más largos, espacios entre los dientes, etc.) como funcional (movilidad dental, pérdida de dientes, etc.). Es de gran importancia la detección precoz de cualquier signo o síntoma de gingivitis y/o periodontitis para realizar el tratamiento adecuado y frenar o evitar su proceso destructivo.

¿Dudas del estado de tus encías? ¿Eres fumador, lo has sido durante largo tiempo o tomas alguna medicación que hace que se te inflamen las encías más de la cuenta? ¡Acércate a KIREI!, miraremos al detalle la situación de tu salud bucal indicándote si existe patología de encías así como su tratamiento, mantenimiento y prevención necesarios para evitar posibles problemas de cara a un futuro.

gingivitis-y-periodontitis

Depende. Antes que nada hay que diferenciar qué tipo de problema existe en el paciente: si es sólo de encías (gingivitis) o si es de encías y tejidos que rodean el diente (periodontitis).

En el caso de una gingivitis hay que buscar la causa (falta de higiene, medicación, etc.). Una vez se conoce la causa y se realizan cambios en el estilo de vida del paciente (mejor cepillado dental, reducción del hábito tabáquico, cambios en la medicación actual, etc.) junto con una higiene dental las encías mejoran mucho llegando a volver a su estado normal de salud (color rosado sin sangrado).

Si en cambio el paciente sufre periodontitis, habría que determinar la severidad de ésta: leve, moderada o severa. La combinación de tratamiento periodontal junto con un cambio en los hábitos del paciente (mejor higiene oral, reducción o eliminación del hábito tabáquico, etc.) se puede conseguir llegar estabilizar la situación. El paciente con enfermedad periodontal debe tener en cuenta que la pérdida ósea que se produce es irreversible y cuanto más avanzada sea ésta posiblemente mayor movilidad tengan los dientes y peor pronóstico exista.

No tiene porque. Si que es cierto que la periodontitis tiene una predisposición genética. Sin embargo, con un correcto mantenimiento de las encías (cepillado diario, uso de enjuague bucal, etc.), visitas periódicas al dentista y evitar hábitos tóxicos como el tabaquismo reducirán enormemente los riesgos de sufrir dicha enfermedad.

Es el dentista quien, tras un minucioso examen oral, te indicará el estado de salud oral y de la necesidad o no de tratamiento.

El tabaco tiene efectos muy nocivos en todo nuestro cuerpo. A nivel oral, sus componentes químicos afectan a la salud de toda la mucosa (encías, paladar, lengua, mejillas, suelo de la boca, faringe, laringe, etc.) así como otras estructuras (glándulas salivales, etc.).

Cuánto mayor número de cigarros se fume y cuánto mayor sea la duración del hábito mayor riesgo existe de sufrir enfermedad periodontal, cáncer oral así como otras patologías.